domingo, 10 de abril de 2011

Algunas esculturas de Marina Núñez del Prado

TORSO
Maria Nuñez del Prado
Onix Blanco 73x37x33
1951
"Marina Nuñez del Prado nos trae, desde sus altas montañas andinas, una escultura grave, acorde al espacio, al viento que erosiona las piedras auras hasta el alma, a la música expresiva de los sentimientos primitivos de la humanidad.
Su "Espíritu de la nube", en oniz translúcido, su "Madre y niño", de basalto, de asombroso resultado, demuestran un punto de equilibrio raro entre la naturaleza y la concepción creativa del artista que en esas las integra totalmente".

Ives Sjoberg Beaux Arts-Grandes Exposiciones de la Semana. "Arts Spectacles" N° 416. Paris-Francia, Junio,1953.

No deja de sorprender que una artista latinoamericana haya alcanzado un sitial mundial, sobre todo en la escultura, cuya larga y riquisima tradición se remonta a tantos siglos atrás, habiendo alcanzado ya en la época greco-latina un altísimo grado de desarrollo. Pero el lugar que ocupa hoy Marina Nuñez del Prado en el arte del mundo se explica no solo por el genio creativo, sino también por la fuerza y empuje constante que ha animado su tarea creativa. Aun ahora la artista boliviana, no obstante su rica trayectoria, sigue trabajando incansablemente, explorando nuevos caminos. Así, una de sus ultimas etapas esta conformada por sus llamadas "Mujeres al viento".

Guillermo Niño de Guzmán, "Buscando el alma de la piedra" Revista Oiga. Oct., 19S5, Lima - Perú.


La boliviana Marina Nuñez del Prado...expresa con esencial potencia interpretativa lo físico y espiritual de las madres que lactan a sus hijos y la inefable dulzura de la madona. A nuestro modesto juicio, la obra de esta americana es la única revelación "extranjera" de esta gran exposición".

Emilio Zauzi, La XXVI Bienal. "Corriere del Popolo", Genova- Italia, )unio, 1952.

Estas esculturas de Marina, pese a su abstracción tienen una inmensa belleza americana"


estas son otras que consegui en la web 


La Venus Negra 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada